sábado, 8 de abril de 2017

Los Re-galos de Mercurio Re-tro



Ya es de conocimiento público que nuestro apreciado y –para mi gusto– sobrevalorado maestro de ceremonias, el siempre encantador Tío Mercurio, se toma vacaciones tres veces al año porque, en honor a la verdad, su trabajo es bastante estresante…
Vacaciones es un modo de decir, lo que hace es desconectarse para darnos el ejemplo y enseñarnos a nosotros a desenchufarnos, aunque sean solo unos días al año, de este loco, añejo y agonizante sistema que nos mantiene enganchados a través de la mente… y aunque no lo crean eso es un espléndido regalo

Nadie sabe la secreta sociedad que tiene Mercury and Cuore… Sí, el dios que rige nuestra mente está asociado con nuestro corazón –¿Quién lo diría?– y el regente del hemisferio izquierdo del cerebro se toma estos días de asueto para dejar encargado del aprendizaje y la comunicación al mismísimo corazón… La tarea es entonces, dejar que afloren las emociones, darle voz al corazón… Permítele expresarse, escúchalo y sobre todo, amígate con él. Dale cabida en tu mundo, en tus decisiones… que no todo sea mirar oportunidades y conveniencias, sino también hacer las cosas con pasión y buscar la satisfacción que produce un trabajo realizado con amor.

Conozco muchas personas que están tan orgullosas de definirse como “mentales, cerebrales, lógicos, calculadores, etc.” y todo su enunciado proviene del lado izquierdo del cerebro. Dichas personas son bastante predecibles ya que en el ese lado hay muy poca creatividad y lo que hacen es recurrir a su atiborrado almacén de datos que mantienen en el cerebro…
Y nuestro sistema promueve ampliamente el desarrollo de ese hemisferio cerebral enseñando en los colegios materias que lo estimulan, bloqueando así el lado derecho… y bueno, Mercurio es algo díscolo, pero por algo forma parte del Panteón de Dioses, él quiere que evolucionemos de manera integral… Un mundo de intelectuales puede resultar muy aburrido, hay que ponerle algo de emoción, mucha pasión y de fondo música de Pachelbel… e inhalar… exhalar… sentirnos vivos y dar gracias por estar aquí siento actores y testigos de este gran momento en la evolución de la conciencia humana… Este también es un maravilloso regalo.

Retroceder, o volver sobre lo andado es una oportunidad cósmica para intentarlo nuevamente. Piénsalo… Si no alcanzaste, si no pudiste, si no te atreviste… prueba ahora a hacerlo, pero con el corazón… Hazlo con pasión, pon todo tu sentimiento en esa idea, proyecto, relación o trabajo que quieres sacar adelante y hazlo… No dejes pasar esta oportunidad ya que no sabemos cuando se abrirá nuevamente la posibilidad de que realices tus sueños.

Mercurio te regala también la oportunidad de abandonar el control… de entregarle al Universo aquellas cosas que sientes que se te van de las manos, sobre todo lo que tiene relación con las actitudes y acciones de otras personas. No intentes tener control sobre los demás porque te desgastarás en un tarea imposible… Como obren los demás es responsabilidad de ellos. Tú ocúpate de tu accionar, con eso ya tienes bastante… y recuerda: No puedes darle solución a todo. Confía en el Universo y suelta… entrega…
Date un baño de humildad y acepta que eres un simple mortal…

Re-visa tu carta natal ¿Dónde se está produciendo la retrogradación de Mercurio? Justo en esa área de tu vida necesitas cerrar temas inconclusos… hazlo con altura de miras. Aplica toda tu sabiduría y concluye ese tema con amor… y Agradece… siempre agradece…

Gracias Mercurio por tan bellos regalos que nos traes en cada retroceso!

En Gratitud, Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...