miércoles, 22 de febrero de 2017

Eclipse solar en Piscis: Una Marea Creativa



El cielo se ha puesto tenso. La Luna Nueva del 26 de febrero coincidirá con un eclipse solar en Piscis… acontecimiento muy esperado y temido…

Roban protagonismo a nuestras luminarias, quizás los antagonistas de esta serie a la que podríamos llamar “Forjadores del Gran Cambio”, los mismos héroes o villanos de la Gran Cruz Cardinal de abril del 2014, que actúan ahora como los maestros de ceremonia de este gran evento: Marte, Urano, Júpiter y Plutón. Los dos primeros subidos en un encendido escenario ariano y los dos últimos en conferencia online desde tierras caprinas y aires librianos… Juntos forman una T cuadrada que viene  terminar la tarea iniciada hace unos años…

Marte el osado guerrero, enérgico, brutal, competitivo, irrefrenable, iracundo, cruel, el 22 de febrero se pondrá en cuadratura con Plutón: amo y señor del inframundo, misterioso, secreto, poderoso, intenso, controlador, transformador, y algunos dicen que también sádico… El 26 de febrero conjunciona con Urano el embajador de la modernidad, originalísimo, impredecible, individualista, revolucionario, rupturista, excéntrico… y el 27 de febrero le hará oposición a Júpiter, caballero sabio y bonachón, aventurero, disfrutador, confiado, afortunado, exitoso, filósofo…

Mientras, Sol y Luna tienen su cita mensual en el 8º de aguas Piscianas. Traen como celestinos a Mercurio, Neptuno y Kirón… Juntos han empezado ya a remover las mareas internas de cada uno de nosotros desde donde emergerá lo nuevo…

Con el cielo movilizado de esta manera, lo único que podemos esperar es lo inesperado… porque esa es la principal lección de estos tiempos tan revueltos y tan aleccionadores: Vivir en el presente. Disfrutar del aquí y ahora… y no esperar… Vivir sin expectativas…

El Cielo nos avisaba desde hace mucho: Vienen sorpresas… para lo que nunca podemos prepararnos…
Las estrellas comentan que se viene una transformación tremenda. Hemos visto caer el viejo paradigma que yace en el suelo hecho trizas y ha generado el espacio para construir uno nuevo… Todo lo que hemos vivido desde hace 6 ó 7 años ha sido para abrir la percepción, para ampliar la conciencia y llegar a la comprensión de somos nosotros quienes creamos realidad. Todo el inconformismo, la tensión y angustia que nos ha tocado vivir últimamente son frutos de la agonía del viejo inconsciente colectivo… Ahora, desde las profundidades de la marea pisciana emergen los nuevos arquetipos con una cosmovisión más ampliada, basada en lo verdadero, lo que nace del alma…
Los amantes de las “formas” no salen aún de su perplejidad, porque no conciben una vida con “fondo” y sin esos ritos tan llenos de falsedad y carentes de alma…

Le decimos adiós a nuestra zona de confort… un proceso que comenzó a activarse cuando Urano llegó con sus maletas a Aries y se fortalece ahora que Marte, el dueño de casa, ingresó en Aries. Se despiertan en nosotros la iniciativa, el valor, la energía se filtra hasta el ADN de cada uno para empezar a caminar hacia el cambio, hacia lo desconocido, hacia lo real… Emergemos como raza, como sociedad, como seres con un nivel de conciencia superior. Nos trasladamos de una vibración a otra y eso nunca es sencillo… Hemos pasado años ajustando tonos para poder quedar vibrando más alto. Esa es la razón de tanto vértigo, jaquecas y mareos…

El pasado eclipse lunar en Leo fue la gran despedida al viejo paradigma. Todo este tiempo entre eclipses ha sido un poco caminar en tierras de nadie porque aún no avizoramos lo que viene… Y este eclipse solar marca el inicio de la construcción de lo nuevo.
La verdad es que aún estamos en la nebulosa, no vemos claro lo que haremos pero nos dejamos llevar por la intuición, porque sabemos que es la voz del corazón… No hacemos planes. Nada de diseños ni bocetos porque la confianza se ha vuelto nuestra aliada…

La Luna eclipsará al Sol por algunas horas: Las emociones opacarán a la razón… Lo femenino se antepondrá a lo masculino… el sentir le ganará al pensar… Lo espontáneo estará por sobre lo forzado… el Amor brillará ensombreciendo a la Voluntad… Quizás sea plasmar la energía de lo que vendrá

Aprendemos –sí, a duras penas– a habitar en el eterno presente que es la única realidad que nos pertenece y aquí estamos. Viviendo esta incertidumbre, este tiempo revolucionado que nos necesita respirando… muy conscientes…

Son días de intensa actividad planetaria. Se aconseja relajarnos… Sintonizar con este cielo que trabaja para nuestra evolución y nos enseña como es vibrar más alto…
No son tiempos malos ni buenos,  mejores ni peores… Son tiempos de cambios... fuertes, veloces, intensos… vívidos…

En el próximo post conversaremos acerca de cómo vivir estas horas que son cruciales para el desarrollo interno de cada uno.

En Aceptación, Gratitud, Amor y Conciencia…

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...