Seguidores

sábado, 30 de agosto de 2014

Agosto Liberador



Después de vivir la triada de los meses de prueba –mayo, junio y julio– agosto parece un remanso de paz… aunque la procesión siga por dentro. 

Realizamos una gran tarea… si superamos la triada es porque hemos elevado suficientemente nuestras vibraciones y formamos parte del equipo seleccionado para continuar con la ascensión de nuestro amado planeta. Y todo esto siendo conscientes o no de ello.

Elevar vibraciones implica dejar muchas cosas atrás. Algunas con pesar y hasta con sufrimiento. Pero es parte del proceso de ascensión purificarnos a través del fuego sagrado del dolor. En la tridimensionalidad el dolor produce la alquimia de transmutar el plomo en oro. Dentro de nosotros nos hemos transformado desde lo más grosero a lo más sublime y recién ahora podemos llamarnos de verdad seres espirituales.

Antes buscábamos respuestas desde la mente y parecían satisfacernos. Ahora se nos hace incomprensible el razonamiento porque se ha activado el cerebro del corazón y todo es procesado desde allí.
Nuestra alma recibe una información energética desconocida hasta ahora y con ella nos renueva. Nuestras células cerebrales dormidas se están despertando y somos capaces de comprender verdades que parecen de pererogrullo pero que antes éramos incapaces de comprender…
Es reset es al alma, a la mente y al corazón porque quien comanda ahora nuestra vida es el Espíritu.

Estuvimos en medio del caos, donde todo se presentaba tan confuso pero hizo su entrada en Sol en Virgo poniendo orden en la galaxia y también en nuestras vidas. Ahora reina la claridad y conocemos la libertad. No podemos seguir atados al compromiso o la obligación. Reconocemos la necesidad de hacer solo aquello que esté en resonancia con nuestra alma y haga vibrar al corazón.
Agosto ha sido paciente esperando nuestra purificación y podemos decir por fin que nos hemos limpiado de máscaras, oscuridades y apegos. Todo ha quedado por fin al descubierto, nada puede quedar oculto y la verdad nos hace verdaderamente libres…

Sí, nos estamos convirtiendo en una humanidad verdaderamente humana… más sensible, compasiva y amorosa. Descubrimos que siempre hemos sido hermanos, hijos de esta bella Tierra y herederos de la grandeza… y hacia allá nos dirigimos. Aceptamos también que portamos dentro de nosotros la divinidad que se está activando solo desde hace unas semanas desde nuestro propio ADN… y nos seguimos liberando de las últimas capas de ego.
Llegó el tiempo del secado cósmico, donde exponemos a la luz todo nuestro ser para ser recalibrados al máximo y despertarnos de este sueño milenario.

La angustia, el desconcierto y los continuos mareos que antes sufríamos por el cambio frecuencial del planeta y de nosotros mismos han quedado atrás y ahora solo respiramos calma y sosiego…

Vienen momentos de muchas alegrías y sorpresas para todos quienes han hecho la tarea… Es la recompensa por haber confiado y haber abierto los brazos en aceptación y entrega…

Solo queda dar las Gracias a este bello agosto liberador…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

sábado, 23 de agosto de 2014

Luna Nueva en Virgo



Este lunes 25 de agosto, poco antes del mediodía se formará la Luna Nueva en Virgo generando el momento ideal para plantar la semillas de la sanación y depuración tanto interna como externa.

Nos enfrentamos también a Neptuno en Piscis quien penetra profundamente en nuestra mente entregando claridad a nuestro aún confuso sistema de creencias.

La salud reclama atenciones y te exige una alimentación sana y natural, mucha vida al aire libre, mimitos para el alma y una adecuada –más bien estricta– selección de las energías que te rodean.

El trabajo también se vuelve protagonista y requiere de una decisión consciente. Se acabó el tiempo en donde trabajo y esfuerzo eran sinónimos, ahora el trabajo va asociado al placer, a la realización y la felicidad. Si tu trabajo no te entrega esas tres características es el momento de cambiarlo.

Cerramos un ciclo importante en nuestras vidas y generamos el espacio para lo nuevo. Conviene preguntarnos ¿Qué queremos hacer de nuestras vidas? Es hora de empezar desde cero. Sin miedos, sin dolor, sin apegos sino más bien con profunda gratitud hacia el universo que nos regala la oportunidad de renovarnos.
La mayoría de la veces, cuando dejamos atrás algo permanecemos tan concentrados en ello que no somos capaces de mirar hacia adelante para ver la enorme oportunidad que se nos abre.

Puedes hacer un pequeño ritual para hacer consciente el final de esta etapa y el nuevo comienzo: Mirando hacia el sur enciende una vela azul y sentada frente a su luz concéntrate en todas las etapas que quieras cerrar en tu vida… hazlo con calma, con serenidad y luego voltéate hacia el norte y enciende una vela naranja concentrándote en su luz y visualizando lo que quieres que llegue a tu vida…
Ya has fijado la energía de lo que quieres dejar y alcanzar así que ahora solo queda entregarte a vivir la experiencia de este periodo donde todo será una aventura inimaginable.

La conjunción de Marte (pasión) y Saturno (disciplina) en Escorpio nos llenará de fuerza y para vivir la vida del único modo que nos hará sentir realmente vivos: con pasión dirigida hacia un objetivo claro y preciso… ¿Tienes claro cual es ese objetivo? Este tiempo requiere de precisión y claridad, así que si no la tienes será conveniente dedicar 20 minutos diarios a la meditación para poder llegar a esa claridad.

Plutón retrogradando apoyará silenciosamente esta sanadora transformación.

Luna nueva es siempre un momento mágico que solíamos vivir de manera inconsciente, pero si le agregamos consciencia y conciencia puede transformarse en la llave que abre cualquier puerta.
Si puedes lograr que tu mente se fusione con el corazón extraerás desde ahí tus deseos más profundos.

Aprovecha este momento, disfrútalo, y siembra tus deseos en el Universo…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

domingo, 17 de agosto de 2014

Invierno Sanador



Nos prometieron un invierno lluvioso pero las lluvias se han hecho esperar…

Las escasas gotas de aguas lluvia que han nutrido esta bella tierra, también lo hacen con mi alma. Fertilizan mi corazón abriéndolo a la Fuente de la Eterna Sabiduría.
Este invierno ha sido mi refugio para la tristeza y la soledad. Comprobé que mi complejo de pilar no es tal y que es una realidad pues tuve que sostener a esta familia que se derrumbaba por el dolor de haber perdido al más pequeño de la tribu. Contrariamente a lo que hacen los demás, yo los invité a llorar, a limpiarse de tantas contradicciones internas, tantas culpas que todos llevamos dentro. Nos hicimos conscientes de que no somos omnipotentes… que todo sucede obedeciendo a un perfecto plan divino/universal y que si hubiésemos actuado más rápido no hubiéramos alterado en nada los acontecimientos que hemos vivido.

Este invierno no pasó por nuestras vidas, sino que hemos pasado nosotros por él. Hemos crecido, nos hemos fortalecido nosotros y también los lazos que nos unen como familia. Avanzamos más fuertes, empoderados en el conocimiento propio y aceptando nuestras luces y sombras.

Dejamos morir una parte nuestra que ya estaba marchita y reseca como las hojas del otoño y conservamos la semilla que en medio de la soledad, el noble silencio y las oscuras noches invernales se fortalece a si misma cada día para poder abrirse en primavera y brindarse en verano.

Han sido tres meses difíciles para todos. Desde todas partes me escriben y me comentan lo loco de estos tiempos en donde nada se puede predecir, excepto que los cambios continuarán más fuertes aún y que lo que vemos es solo el reflejo de nuestra interna transformación.

La lluvia a sido energética, porque cae sobre nosotros una copiosa energía purificadora que nos lava, nos vivifica y nos sana, desprendiendo capas de energías ya caducas. Pocos recuerdan lo que eran hace tan solo unos meses porque la metamorfosis la vivimos interna y externamente… De pronto quienes vivimos desde el corazón y siempre nos sentimos terriblemente desubicados en un mundo gobernado por la razón, empezamos a encontrar nuestro lugar en este planeta y a sentirnos acompañados de millares de otros seres que viven la misma situación. De seres marginados pasamos a convertirnos en seres incluidos y hasta valorados.

Seguimos viviendo desde la dualidad porque nuestra vida física nos obliga a usar la personalidad para abrirnos paso, pero ya somos conscientes de que nuestro espíritu es libre y podemos expresarlo a través del corazón.

Compartimos esa sensación de que venimos regresando de un largo y agotador viaje… que estamos de vuelta en casa donde la tibieza del amor nos reconforta y nos calma. Estamos de regreso en ese lugar donde somos, hemos sido y eternamente seremos…

¡Gracias Invierno Sanador!!!

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...