martes, 31 de diciembre de 2013

2014: Reinventarse… o morir


 El 2013 fue como una máquina depuradora que nos brindó a todos un fuerte aseo energético en donde nuestro ego perdió su protagonismo habitual y quedó bastante empequeñecido ya que la tarea principal del año era: Descubrir nuestra esencia… Y aquí estamos, semidesnudos de caretas –Ego–  a solas con nuestra alma, conectando y abrazando, al fin, a nuestro ser esencial.

Heredamos de la tridimensionalidad esa tendencia a evadir la realidad no enfrentando las cosas desagradables o que producen miedo o dolor, como la muerte. Siempre que pensamos en morir lo vemos como algo tan lejano, un suceso que ocurrirá cuando la vejez ya no pueda hacerse cargo de nosotros y nos devuelva a la fuente… pero la muerte es algo que nos está ocurriendo día a día. Ahora mismo nos estamos muriendo… pero por no vivir conscientemente nos perdemos este proceso que puede ser doloroso, pero eso no le resta belleza…

La pasada por el 2013 –o dos mil crece– nos ha permitido morir para poder así renacer, renovarnos, reinventarnos, que es la clave para este 2014.
Morir es permitirnos que las energías gastadas, obsoletas o nocivas que hayan en nuestras vidas se queden atrás y seguir caminando más ligeros… morir es la capacidad de reconocer que estuvimos equivocados y empezar de otra manera… morir es abrazar algo antes desconocido para nosotros… Morir es dejar de enmascarar al Ser para que luzca la esencia… Morir es generar ese vacío para que pueda llenarlo el nuevo Ser, ese que estás reinventando hoy con otra fuerza y otros valores.

Morir es lo que le pasa a la oruga cuando se convierte en Mariposa y deja de arrastrarse para pasar por un tiempo de purificación y luego lanzarse al estreno de sus alas… y nuestra etapa de oruga se llamó 2013. Ahora estamos listos para renacer y elevarnos… o seguir muriendo porque ahora la consigna es: reinventarse o morir… y no queda de otra… es así y no hay más.

El lento proceso transformador que inició Plutón al ingresar en Capricornio el 2008, se acelera este 2014 ayudado por la cuadratura con Urano… Nada que esté mal construido permanecerá de pie, así que si en tu vida hay situaciones que carecen de bases solidas, prepárate para el gran derrumbe y no digas que no te lo avisamos. Tampoco digas que los planetas están ensañados con nosotros. Lo que el Padre Universo quiere para sus hijos amados, es lo que anhela cualquier padre: lo mejor, que vivamos en total felicidad, abundancia y armonía… pero como nosotros insistimos en vivir de manera superficial, quedándonos atascados en el mundo de las formas, nos genera ciertos espacios, para algunos tristes o dolorosos, con la única finalidad de que podamos mirar hacia adentro y rescatar el verdadero valor que nos ofrece la vida en este planeta que no es precisamente el que la mayoría cree: eso de correr tras el éxito, luchar, competir, acumular bienes, casarse, procrear y… nada más.
El valor de cada encarnación –léase vida en la Tierra– es el de crecer interiormente, acumular luz. Así como en la parábola de los talentos que nos entregan una cierta cantidad de luz y debemos retornar a la fuente con esa luminosidad multiplicada… A eso podemos llamarle elevar la vibración, volvernos luminosos, crecer, evolucionar… Es todo la misma finalidad de nuestro paso por la Tierra…

Por eso en los primeros días del año los invito a reflexionar: Hemos hecho crecer nuestra Luz?  Estamos avanzando o permanecemos estancados en situaciones que no nos llevan a ningún fin?  Somos capaces de desapegarnos de lo terrenal para elevarnos por sobre nuestra visión humana de las cosas?  Estamos dispuestos a renunciar a lo mundano solo por hacer crecer nuestra Luz?
Sí, tal vez son muchas preguntas para reflexionar, pero si no lo hacemos hoy ¿Cuándo?

No permitas que pase otro año más sin darle crecimiento a tu Ser Luminoso… Ahora es el momento de reinventarte, hacerte consciente de que eres portador de mucha luz y que eso es lo único trascendente en esta vida. Todo lo demás es pasajero y pertenece al Maya o ilusión tridimensional… Vienes a iluminar y a brillar con tus talentos… Así que dale, saca todas tus ganas y conviértete en aquello que de verdad eres y permítete el regalo de convertirte en la mejor versión de ti mismo que existe.

Vamos entonces por más Luz…

Felicidades a todos mis queridos compañeros de camino!

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...