miércoles, 8 de mayo de 2013

¿Ser o no ser… Mamá?



Una de las cosas que más me agrada de los jóvenes de hoy es su honestidad… Converso a diario con muchos chicos adolescentes y cuando les pregunto si tienen planes de matrimonio o Pa/Ma-ternidad, la mayoría responde que no y los más indecisos, que “no saben”… pero lo que me ha quedado claro es que el matrimonio y el tener hijos ha dejado de ser aspiracional.

En realidad el tema de la pareja, que fue un boom durante toda la Era de Piscis, está quedando out… Ya bien entrados en la era acuariana empezamos a ser más conscientes de nosotros mismos, nos alejamos de esa conciencia grupal que nos tocó vivir en la era que vamos dejando y empezamos a ser más individuos… Pensamos y decidimos por nosotros y eso está llevando a la sociedad a ser más honesta, a tener claridad respecto a lo que quieren y no dejarse arrastrar por la masa…

Antiguamente casarse, ser madre o padre era algo que llegaría con el tiempo. Algo a lo que no podían hacerle el quite y todos se entregaban a su destino, lo desearan o no y con vocación o sin ella.
En la actualidad, justamente porque somos frutos de esa generación que se casó y tuvo hijos por deber es que nos cuestionamos mucho el tema de la reproducción… Sabemos que no es fácil ser padre o madre… que no existe un manual para la buena madre y nadie sabe los acuerdos o pactos que traen esas almitas que vivirán la estrecha relación madre-hija, padre-hijo.

Cada vez hay mayor conciencia en todo el planeta. Nos sentimos en capacidad de decidir lo que queremos hacer con nuestras vidas y da igual lo que piensen los demás al respecto. No hay uniformidad con los anhelos de las personas y eso es parte de la evolución.

He conocido parejas jóvenes, ambos fértiles que deciden ser padres de chicos adoptados… y eso me parece generoso y honesto. Hace unos días una chica me entregó el argumento de que: No somos tan narcisistas como para poder amar solo a alguien que tenga nuestra misma información genética, además que habiendo tanto niño necesitado de amor, queremos entregarlo… y quise abrazarlos y besarlos a ambos…

También conozco una pareja, ambos jóvenes, fértiles y muy entusiastas que han decidido formar familia con todos sus perros y sus gatos… Ambos son veterinarios y se han comprado una casa muy grande, con un terreno enorme para crear un refugio para desamparados… y poco a poco están llegando hijos a esa familia que muy pronto será enorme… y ellos se realizarán como padres, a su manera y con total conciencia.

Y la estrella de esta nota es la mami Sara. Ella lleva 40 años casada y su marido quedó cuadrapléjico hace 20 años… Ella lo cuida, lo mima, lo asea y bromea con que es su hijo… y es la verdad… tanto le pidió al Universo un hijo que éste se lo concedió con la enfermedad del esposo… Ella lava pañales, hace biberones, baña, asea y entretiene a este ser que la mira con profundo amor… y ella le devuelve lo mismo en su mirada…

Ser madre es DAR amor, nutrición, contención, protección, cuidados, seguridad… y todo eso podemos volcarlo en muchos seres y volvernos madres…
Hay quienes se sienten madres de sus hidropónicas y he visto mujeres amanecerse en su invernadero para proteger sus diferentes especies…

Y cada persona puede ser madre del modo que más le convenga… No es necesario llegar a reproducirse porque a veces hay muchos seres necesitados de amor, cuidados y mimos y bastaría con mirar alrededor nuestro para ver que podemos ser madres de alguien de cualquier especie…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...