lunes, 18 de marzo de 2013

Gracias Tío Mercurio!




Ya tuvimos bastantes lapsus y desaciertos y quizás la torpeza fue nuestra mejor compañera durante estos días en que Mercurio realizó su mágico viaje y nos llevó a navegar en la inmensidad de ese océano infinito de la fantasía donde tuvimos demasiada dificultad para poner límites a nuestra imaginación… pero desde esta madrugada, el mensajero de los Dioses ha decido retomar la senda y regresar… dejó de gastarnos sus bromas mercuriales y ahora vuelve a su curso normal, permitiéndonos aflorar nuevamente, dejándonos el campo libre para la comunicación y la conexión con las palabras e ideas de los otros.

Tiene fama de díscolo este dios alado, pero no lo es tanto ya que se transforma en un verdadero maestro cuando decide que ya está bueno de tanto movernos en el “afuera” y nos empieza a confundir con su re-trogración, solo para que podamos hacer el viaje hacia lo interno y re-flexionemos… Su método es un tanto especial, pero él sabe que los humanos solo aprendemos a palos y se da el tiempo de ponernos “de vuelta” para que no descuidemos la relación que tenemos con nosotros mismos, con ese yo interior.

Volvió el tío Mercurio… y regresa feliz de sus desestresantes vacaciones y ahora la invitación es a re-tomar normalmente las riendas de nuestras vidas porque ya nos regaló esta gran oportunidad de irnos hacia las profundidades internas y re-visar como nos vamos conduciendo por la vida, re-plantearnos muchas cosas y sobre todo re-setearnos y re-nacer…

Es un buen momentos para iniciar nuevos proyectos, sobre todo porque dentro de dos días tendremos la energía de Aries entrando de lleno en nuestras vidas, con toda la fuerza que le entrega Marte, su regente y eso nos impulsará hacia lo nuevo. Recibiremos una gran inyección de energías y se nos abre un abanico de posibilidades porque la invitación desde ahora es ir directo hacia lo nuevo…

Solo decirte gracias Tío Mercurio por ayudarnos en este viaje interior tan necesario para el crecimiento, pero que siempre estamos postergando por estar tan ocupados en el afuera…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...