lunes, 31 de octubre de 2011

Tiempo de recordar...



Es la hora de recordar… Tiempo de hacer memoria.  Los recuerdos han empezado a aflorar hacia la mente y nos conectamos con nuestra  esencia divina y con nuestro destino de grandeza…  Hemos recorrido un arduo camino lleno de escollos y sufrimientos, pero también cargado de belleza y alegrías… El paisaje no siempre fue agreste, también bellas y perfumadas flores  nos acompañaron.

La vida, con todas sus distracciones nos fue alejando de nosotros mismos… Olvidamos quienes éramos… Creímos que encontraríamos la felicidad, el amor, la paz, y todas las cosas bellas ahí afuera en ese mundo material, competitivo y sagaz. Aprendimos con dolor que no es así, pero seguimos buscando porque nuestros corazones y almas viajaban sedientos de luz, de belleza, de paz, de amor…  Atravesamos el desierto con fe y seguimos buscando ese maná que llovía a ratos sobre nuestras vidas y que nos conectaba con algo superior que era capaz de brindarnos la más dulce miel cuando nos sentíamos más agobiados.

Justo cuando el camino se acababa, emprendimos  el regreso… Iniciamos el viaje hacia el interior de nosotros mismos y los recuerdos se agolparon en nuestra mente. Recordamos por fin  quienes somos…  La alegría se asentó en el corazón, la paz anidó en el alma y el dolor escapó por la ventana…  Descubrimos la dicha infinita y no deseamos volver atrás.

El sufrimiento no se resigna a abandonarnos y a veces escudriña por la ventana disfrazado de apego, de orgullo, de vanidad, de control, de poder, y en todas sus infinitas máscaras pero nosotros ya no le hacemos caso. Corremos la cortina porque hemos aprendido a vivir sin él…

Ya sabemos quiénes somos… nos conectamos con esa luz que todos llevamos dentro y no podemos ya vivir en la oscuridad después de conocer a nuestro ser luminoso… La tierra prometida está cada día más cerca y nuestro ánimo crece día a día… Nos quedan muchos recuerdos pendientes… pero ha sido un buen comienzo…

Sigamos despertando nuestros recuerdos  y sigamos encontrándonos en este camino lleno de aventuras llamado “crecimiento” … y no volvamos a abandonarnos olvidándonos en algún rincón del alma…

Me® 

Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

sábado, 29 de octubre de 2011

Estás creando tu propia Energía...


Todos conocemos personas que están programados en negativo y cada palabra que sale de sus bocas son queja, críticas o pensamientos fatalistas. La mayoría de las veces no son conscientes de eso y por eso no debemos engancharnos en sus dramas que solo nos quitan energía… Pero también es un deber humanitario hacerles ver que se han polarizado en el lado negativo de la energía y enseñarles a descubrir el lado opuesto: La confianza, la alegría, el optimismo…

Estamos entrando en un Nuevo Mundo y hay que estar vibrando alto si queremos ser parte de él y las bajas vibraciones como la tristeza, depresión, apatía, descontento, amargura, envidia, rabia, crítica, agresión no tienen cabida. Vibrar alto es estar en alegría, en aceptación, en compasión, en verdad, en calma, en plenitud, en generosidad y amabilidad… Si estás sintonizado a las bajas frecuencias se producirá una fuerte fricción con la elevada frecuencia y podrías vivirlo como un malestar constante, tanto físico como energético… Estarás como entre un mundo y otro y no sintiéndote a gusto porque tu alma jala hacia las altas vibraciones y el ego te arrastra hacia las más bajas… Y eso genera más rabia, más frustración… es más de lo mismo y se crea el círculo vicioso en el cual no puedes avanzar.

En este momento es cuando debes hacer consciente que eres el creador de tu energía. Tú y solo tú generas todo lo que está ocurriendo a tu alrededor… Tienes que parar. Salir de ese círculo y para ello debes aquietarte, serenar la mente y armonizarnos internamente para poder empezar a generar el cambio.
Cambiar la polaridad energética es un acto consciente. Si de pronto te descubres pensando en que nada resultará, que no eres muy capacitado para alcanzar tu éxito o que no eres digno de alguna cosa, dile a tu cerebro que cancele esos pensamientos y rápidamente empieza a pensar en que eres un ser divino, que estás creado a imagen y semejanza de Dios, que la semilla del Creador está dentro de ti y que tienes un destino de grandeza (puedes agregar tus propios decretos) pensando siempre en positivo y nunca anteponiendo la palabra No, porque el cerebro no decodifica los “No”, por ej: No quiero enfermar lo leerá como “Quiero enfermar”… Mejor di: La salud reina en mi vida…

Ya tienes las herramientas, ya posees el conocimiento y ahora solo queda empezar a crear el mundo que te rodea con tus pensamientos e imaginación. Tanto los pensamientos como la palabra ¡Cuidado con lo que dices! Y la imaginación juegan un papel protagónico cuando se trata de crear tu energía.

Como siempre digo: No me crean, solo practíquenlo y verán como la energía cambia y la vida misma cambia…

Todas las personas que vibran positivo han hecho un trabajo consciente al respecto y todo lo demás les ha sido dado por añadidura. Entonces ¿Qué estás esperando? A crear tu energía ahora mismo.

Te deseo un feliz Nuevo Mundo, ese que tú crearás!

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Lakshmi




Cuenta la leyenda que Lakshmi nació del gran océano de la leche, emergiendo de un trono formado por una flor de loto y dos elefantes blancos la bañaron con aguas procedente de vasos dorados cubriéndola con una gran corona de lotos eternos (que no se marchitan) y que tan hermosa es esta deidad femenina que todos quienes la adoran conocen de inmediato la felicidad.

Se le representa generalmente junto a Visnú volando sobre el águila Garudá o sola sentada sobre una flor de loto, y sosteniendo una de éstas en cada una de sus manos superiores ya que posee cuatro brazos y con los inferiores bendice a sus devotos y derrama monedas de oro sobre ellos demostrando así su generosidad. Está custodiada por dos elefantes blancos, símbolos de  realeza y fortuna.
Es la deidad más popular de la India y se la conmemora en Diwali o Fiesta de las Luces que da la bienvenida al Año Nuevo, alrededor de la Luna Nueva de octubre o noviembre. Los hindúes celebran el día de la Diosa de la Belleza y la Buena Fortuna invitándola a sus casas para honrarla, quemando incienso y muchas velas en su honor y danzando hasta quedar exhaustos, tratando así de obtener sus favores para el próximo año. Los festejos duran varios días y una vez que acaban, se reserva un pequeños altar con la imagen de la deidad para agradecer todos sus favores.

Lakshmi es la diosa de la belleza, prosperidad y abundancia y tiene como misión conectarte con tu propia creatividad para hacer que ésta vea la luz.
La promesa de Lakshmi es despertar tus talentos creativos para que sean usados en alguna expresión de arte que te haga feliz y así conectarte a la vez con tu propia abundancia. No te promete que ganarás la lotería sino que hace que encuentres ese talento tuyo con que crearás tu prosperidad.

Favorece a artistas, poetas y a todos quienes ofrezcan algún talento artístico al servicio de la humanidad. Si eres generoso con tus dones y compartes tus creaciones para disfrute de la humanidad, ten por seguro que Lakshmi hará tu vida próspera y abundante, pero ante debes invitarla a que entre en tu vida porque Lakshmi es, además, muy prudente y no entrará en tu vida sin que tú le abras las puertas de par en par y por eso debes invitarla si quieres que sea tu cómplice en la creación de tu abundancia y riqueza:  Enciende una vela en su honor –le gustan los colores dorado, amarillo y rojo- y pon su imagen en un altar para que ella permanezca en tu hogar. [Encontrarás imágenes de Lakshmi aquí]. Pide a esta deidad protectora que te permita encontrarte con ese talento que quizás está oculto u olvidado dentro de ti o que tal vez ni conoces y que te conducirá a crear tu propia abundancia. Ella despertará toda tu creatividad y te ayudará a que encuentres la manera de que se traduzcan en prosperidad para tu vida.

Lakshmi es infinitamente generosa y siempre está dispuesta a dar…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

jueves, 27 de octubre de 2011

Ascensión




Todos me preguntan ¿Qué es la ascensión? y percibo mucha confusión en el ambiente respecto a este tema. La mayoría cree que es elevarse hacia los cielos y desaparecer en… ¿otra dimensión?

Ascender es subir, ir hacia arriba. Cuando estabas en el colegio tú ascendías a un nuevo grado cada año. En el trabajo, de vez en cuando logras un ascenso y eso hace que las condiciones de trabajo mejoren y dejes atrás muchos temas conocidos y te enfrentes con otros nuevos.

Ascender en lo espiritual es justamente como pasar de grado: Dejamos esta tercera dimensión y nos vamos hacia otra superior…
Si nos situamos en el plano amplio de la existencia podríamos darnos cuenta de que estar aquí, encarnados en esta experiencia que llamamos vida en la 3D, es un simple aprendizaje… Tal vez alguna vez fuimos seres bidimensionales pero no lo recordamos, y ascendimos a la 3ra dimensión donde empezamos como bebés 3D y pasando por todo el aprendizaje que conlleva la escuela terrestre para luego graduarnos y pasar a la 4D.

Aunque a muchos no les parezca, todo, absolutamente todo lo que vivimos es un aprendizaje para ir ascendiendo. Siempre estamos siendo “examinados” por la vida, aunque eso de vivir constantes “pruebas” suene a doloroso. La vida se encarga de enseñarte y cuando estás listo hace un test para saber si tu aprendizaje ha sido solo teórico –que para la vida no sirve– o práctico y si eres capaz de integrar ambos, pasas al siguiente nivel.
Es así en todo orden de cosas, desde las relaciones, las creencias, las costumbres y cualquier experiencia que vivenciamos en cada encarnación es materia de examen.

Más que estar hechos de hueso y carne, somos seres de energía y esa energía vibra en diferentes tonos. Todos quienes habitamos la tierra vibramos en muchas frecuencias, pero todas aptas para la 3era dimensión, cuando empiezas a vibrar en tonos más altos ya no puedes vivir en este ambiente tan denso y es por eso que debes ascender a dimensiones superiores… A veces debes abandonar el cuerpo que te sirvió para transitar en la 3D, otras tu cuerpo también se eleva y te lo llevas, pero son casos especiales.

Ascender es empezar a vibrar en tonos más altos y eso conlleva un nuevo nacimiento, por eso la similitud del cambio de oruga a mariposa cobra tanto sentido en estos tiempos ya que la mariposa no recuerda que fue oruga ya que deja de arrastrarse y disfruta de su vuelo…

Ascender no es marcharnos a otro lugar, como muchos creen –aunque quizás lo sea, pero en la conciencia– sino que sintonizar con frecuencias más elevadas y eso hace que vivamos en el mismo lugar, con las mismas personas, pero que veamos todo desde una perspectiva más amplia y seamos más libres. Quizás alguien que ha pasado a la 4D no enganche en los rollos emocionales de 3D y los demás lo miren como “raro”, así como alguien que ya sintoniza con 5D vive sin miedos ni apegos y le cueste ser comprendido por el resto…

Ascender también es “dejar atrás” porque puede que ya no encajemos en nuestro “mundo” anterior y es natural que empecemos a vibrar con otras cosas y busquemos otro modo de vida… pero eso proceso de soltar se hace sin dolor, porque una vez que se cruza hacia dimensiones superiores perdemos esa capacidad de aferrarnos a todo y ni siquiera debemos soltar, porque no habrá nada que soltar si no estamos apegados a nada…

Ascender es hacer la tarea por la que nos matriculamos en esta vida, porque desde antes de nacer sabíamos que veníamos a aprender y avanzar… Veníamos a vivir esta ascensión…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Diwali o Fiesta de las luces


Mañana se celebra en toda la India Diwali, celebración que abre la puerta al año nuevo hindú, y una de las noches más significativas,  alegre y festiva  del año. Se le conoce también como el “festival de las luces".

Esta fiesta de la luces -como también se le llama- es tan importante para los hindúes como lo es la Navidad para los cristianos y en ella celebran el triunfo del bien sobre el mal o de la luz por sobre la oscuridad y la familia estrena nuevas ropas y se reúnen en torno a una mesa a celebrar compartiendo comidas especiales e intercambiando buenos deseos y regalos.

En esta celebración las casas y calles se llenan de lámparas y velas como símbolo de que la luz se ha hecho presente en ese hogar e invitándola a permanecer en sus vidas durante todo el ciclo.

Para los hindúes la luz representa al conocimiento y la oscuridad es ignorancia.
Sabemos que la única manera de combatir la oscuridad es dejando entrar la luz en nuestras vidas porque basta con que entre unpequeñito rayo de luz a una habitación para que la oscuridad sea anulada. Muchas veces  nos acostumbramos tanto a la oscuridad que creemos que estamos en la luz porque nos desplazamos por la vida con bastante facilidad, pero es solo eso, costumbre y por eso es necesario mirar de frente a la luz para darnos cuenta si realmente ella está en nuestras vidas.

Esto me recuerda una historia acerca de la luz:

"En cierta ocasión, la oscuridad, contemplando espantada que estaba perdiendo terreno con respecto a la luz, decidió ponerle un pleito. El día acordado para la vista, llegaron a la sala del juicio la luz y su abogado y el abogado de la oscuridad. A medida que pasaba el tiempo y la oscuridad no se presentaba, el juez decidió el falló a favor de la luz. Ocurre que la oscuridad estaba fuera de la sala. Simplemente no había podido entrar porque había luz."

En esta fiesta se unen las diferentes religiones presentes en la India como los hinduistas, jainistas, budistas y sijistas y todos celebran compartiendo con alegría.

La fiesta del Diwali, así como la Navidad de los cristianos y otras festividades de las diferentes religiones nos recuerdan la importancia de invitar a la luz a entrar en nuestras vidas. Encender las luces para observar la vida y el mundo de manera más clara y transparente. La claridad nos da libertad, así como nos prometió Jesús: "La verdad os hará libres".

No dejemos pasar esta oportunidad de invitar a la luz que se quede en nuestras vidas… Abrámosle las puertas y convirtámonos en seres luminosos…

¡Feliz Fiesta de las Luces para todos!

Un abrazo lleno de luces de colores…

Me® 

Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
 

domingo, 23 de octubre de 2011

Atardecer en El Quisco












 Sábado 22 de octubre en la hora del ocaso.

Me® 

Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

martes, 18 de octubre de 2011

Sentirse Millonario



Tal vez eres de esas personas que no se cansan de probar métodos para hacer fortuna y has hecho seminarios, leído libros, tomado cursos, hecho múltiples  rituales y aun no obtienes los resultados anhelados en el área económica. Podría asegurar que se debe solo a una cosa: "Que lo deseas mucho" y de tanto pedirlo al Universo has creado la necesidad de tener dinero en vez de atraerlo hasta ti.

He observado que la mayoría de las personas empiezan a tener dinero cuando “sueltan” la obsesión por tenerlo y dejan de preocuparse por la forma en que los recursos llegarán a sus vidas.
El secreto de todo millonario no está en su billetera ni en su cuenta corriente sino en sus “pensamientos y emociones”. Debes creer que eres rico y que tienes todo lo necesario para tu vida además de “sentirte” una persona millonaria y agradecer al Universo por todo lo que tienes. Si vives desconforme de lo “poco” que tienes estás generando más escasez porque tu mente asume que posees poco.

Cuando aprendes a confiar en que eres digno de poseer abundancia, que el dinero no se hizo para unos pocos y sobre todo dejas esa ansiedad por tener un mañana próspero y feliz, el dinero llega a ti fácilmente porque la energía que emites es de confianza y esa es una fuerza –escasa– pero muy poderosa.

La confianza en ti mismo te permite estar alegre y no hay nada que guste más al Universo que la alegría y la felicidad… además que el buen humor reina en los planos altos y por eso si tienes una actitud optimista, si estás sonriente y no te tomas tan en serio, las vibraciones de confianza atraerán más y más cosas buenas a tu vida así como el pesimismo atrae más cosas negativas.

El consejo es empezar a vivir desde ahora como si fueses un millonario y no solo en dinero sino en alegrías, en amor, en amistades, en positivismo, en sentimientos… Vive como si ya hubiese alcanzado todos tus sueños… Vive la emoción de estar rodeado de amor, de estar más delgado, de haber obtenido un ascenso en el trabajo, de ser plenamente correspondido por otro en el amor que das… Siente dentro de ti la emoción de ver todos tus anhelos cumplidos y no dudes ni un solo instante que eres digno de alcanzar todos tus sueños porque has venido a la tierra a ser feliz…

Recuerda que el secreto de todo millonario está en su mente y en su corazón: Piensa y siente que eres rico, que eres feliz… porque ya lo eres desde el momento en que naciste, pero tus pensamientos crearon una energía de escasez que desde ahora eliminarás…

Te regalo esta afirmación para que la repitas durante el día y trabaje en tu mente subconsciente: 
"Yo soy digno/a de poseer todas las riquezas espirituales y materiales del mundo y merezco ser feliz"

Y así será!

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...