viernes, 26 de agosto de 2011

Señales...




El Universo es una guía constante de nuestros pasos a dar en el planeta y escribe señales que no somos capaces de descifrar. A diario vemos signos que nos  muestran el camino y nosotros, por estar tan ocupados en controlar nuestras vidas, nos perdemos de ver las luces que iluminan la senda por donde debemos caminar. Estamos  desconectados del foco de luz del Universo, de la vida, de la realidad…

Desde niña iba muy atenta a las señales que me avisaban cosas que no era capaz de comprender a mis cortos años, pero para mi era muy importante esa conexión mía con el Universo… Para los demás eran solo “locuras”, pero con el tiempo me gané el respeto de mi pragmática familia ya que anuncié todos los embarazos del familión, incluso antes de que la embarazada lo supiera… Era extraño sentir tanta confianza en “algo” que me decía cosas que muchas veces ni yo misma comprendía.

Recuerdo que, a mis 12 años, cursando el 7mo grado de enseñanza básica, estaba muy nerviosa porque debía dar mi examen de matemáticas, en lo que nunca he sido buena y tenía la opción de darlo otro día, pero con un puntaje menor. Siempre tuve muy buenas notas y no quería arruinar mi promedio… Estaba tan indecisa de camino al colegio, que miré instintivamente al cielo y vi un cúmulo de nubes que formaban un numero 7… para mi fue una señal de que debía arriesgarme ese día a dar la prueba ya que 7 es la nota máxima en mi país… y di el examen y obtuve un 7… desde ese día siempre estuve muy atenta a las señales, incluso cuando no las pedía.

…pero como siempre, la vida nos arrastra y yo moría de ganas de encajar en este mundo cruel que me rechazaba por ser tan particularmente uraniana, así que, cuando encontré un grupo donde fui aceptada, me esforcé tanto por ser una más del resto, que dejé atrás mi conexión con el Universo y debo reconocer que vagué perdida por la vida más de una decena de años… hasta que volví a mirar las señales…

Las señales están en todas partes –en el cielo, la Tierra, las estrellas, el mar, las flores, tu casa, el trayecto al trabajo, los demás– y podemos ver como caminando por la calle escuchamos el verso de una canción y ahí está la respuesta que buscabas… o quizás de pronto cae un libro al piso abierto justo en la pagina, que luego de leerla, te deja el corazón en paz… o vas manejando por la carretera y lees un cartel de publicidad que da luces para solucionar algún conflicto interno… A veces es un amigo que te llama y te dice algo, cualquier cosa, y tú sientes que era justo lo que necesitabas oír en ese instante… A veces estás viendo una película en el cine y una escena te hace click… Cualquier cosa que sintonice con tu interior puede ser un mensaje de tus guías… y a estos guías puedes llamarlos divinidad, Ángeles, Cosmos, Yo superior, Maestros Ascendidos… o como quieras… pero cuando tienes la certeza de que no estás solo en este Universo, sino que desde otras dimensiones te acompañan multitud de seres, sientes que ellos se comunican contigo de alguna manera y caminas muy atento percibiendo esas señales…

…como me ocurrió a mi hoy: Ordenando un armario encontré viejas revistas  de deportes, todas en inglés, que no se como llegaron hasta aquí y hojeándola veo la publicidad de una conocida marca deportiva que dice “Just do it” (Solo hazlo!), “Impossible is nothing” (nada es imposible), “Write the future” (Escribe el futuro), “My Time is now” (mi tiempo es ahora)… O yo estoy muy loca o mis ángeles me están diciendo claramente lo que debo hacer con estos 4 mensajes… sobre todo porque mi corazón empezó a galopar desbocadamente y cuando comprendí el mensaje, sentí una gran felicidad…

Así que los dejo, mis queridos lectores, porque voy a hacer lo que me indican estas claras señales… y les pido que paren muy bien sus antenitas porque en cualquier parte aparecen las señales y sería muy triste que no pudieras captarlas… Recuerda que no existen las casualidades…

Un abrazo muy fuerte para cada uno de ustedes.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...