Seguidores

sábado, 29 de mayo de 2010

Reír conscientemente


Todos los días podemos optar entre reír o llorar.
La vida se presenta cada mañana como un juego donde es uno quien decide las reglas. Es una cuestión de actitud. Muchos optan por el camino más fácil y le entregan el poder al ego para que cada mañana se ofusque en los enormes atochamientos de la costanera y viven amargados y quejándose el resto del día… otros elegimos un camino más grato y buscamos la razón de porque nos toca vivir ese atascamiento y hasta llegamos a agradecer por esos minutos detenidos que nos acercan a nuestro interior.
Pasé mi infancia llorando y quejándome de la vida que me tocó. Siempre seria y grave atraía hacia mi más energía densa y estaba convencida de que el mundo actuaba en contra mía –pura cepa escorpiana– hasta que un día, como a los 11 años, mi abuela me agarró de los hombros, me sentó bruscamente sobre una silla y mirándome a los ojos me dijo: en la vida todo es una cuestión de actitud, si ríes el mundo reirá contigo, si lloras, el mundo llorará también y desde ese día –más bien desde el día siguiente porque esa noche mi abuela me dio permiso para despedirme de las lágrimas– empecé a reír y mi vida cambió…  Todas las mañanas ensayaba frente al espejo mi sonrisa para salir al mundo… y sonreía aunque no me naciera… y poco a poco empecé a reír espontáneamente… reía mucho y eso atraía más alegrías… atraída por mis risas llegaron muchas amistades y también llegó mi primer amor entrando a los 17 años. Descubrí que la risa y yo teníamos sintonía y asumí que mi esencia era reidora  aunque mi formación me había acostumbrado a ser lloradora
Reír siempre nos transforma…
La risa es todo un símbolo de felicidad, pero la risa espontánea, esa que brota del alma y contagia a todos, porque hay una risa mecánica que es solo un rictus y que no tengo idea de donde nace ni para que sirve.
La alegría es una de las frecuencias más elevadas en que podemos estar… y estar alegres no significa reír por todo sino que vivir en un estado de simpleza y aceptación de los hechos de la vida. Una persona alegre siempre contagia y es difícil no elevar la frecuencia al estar rodeados de personas que vibran en alegría. Así mismo la “mala vibra” contamina al resto.
El budismo afirma que la risa es el camino hacia la iluminación.
Así como la meditación nos permite vigilar la calidad de nuestros pensamientos, podemos hacer el trabajo consciente de vigilar nuestra actitud ante la vida ¿Tenemos una percepción pesimista u optimista antes los sucesos que ocurren a diario? ¿Cómo enfrentamos los problemas o desafíos?
Seguro que recordamos aquella vez que lloramos tanto por esto o aquello, pero difícilmente recordamos las veces que reímos y nuestro ánimo estaba elevado. Te propongo ahora hacer lo contrario y llevar una bitácora de tus risas. Por ejemplo cada noche revisar cuanto has reído durante el día y si no reíste pues ponerte al día con tu cuota de risas.
Reír conscientemente es hacerle un espacio a la alegría y las risas en tu vida y dedicarte al menos unos minutos diarios a reír, pero desde el alma. Puedes comprarte un libro de chistes o buscar videos chistosos en la red… verás como elevas tu energía y contagias también a los que te rodean.
¿Te imaginas que distinto sería el mundo si todos riéramos a menudo?
Pues entonces: A reír!

Ja ja ja ja…
Me® 


lunes, 24 de mayo de 2010

Feliz día del Tarot




Desde el año 2003 honramos al Tarot con un día, el 25 de mayo, por sugerencia de la tarotista y escritora Den Elder.
El Tarot ha recobrado mucho del prestigio que tuvo cuando recién aparece en la vida de los estudiosos de las artes esotéricas y cada día salen del closet más y más tarotistas, sin temor ni vergüenza de ejercer este sagrado oficio.
El Tarot es una energía que despierta, ya que al revelar los procesos por los que cada ser debe pasar para alcanzar su evolución, nos conecta con nuestra esencia, el lugar donde yace toda la sabiduría que olvidamos cuando creemos que tenemos que aprender mirando y buscando en el afuera y dejamos de buscar las respuestas donde realmente están: dentro de nosotros.
Aunque los orígenes del Tarot no están del todo claros y su practica tiene acérrimos detractores, quienes lo investigan reconocen que es un libro maravilloso, creado quizás con fines didácticos para toda la humanidad, que aún no está preparada para llegar a descifrar la concentrada y rica simbología ancestral y, aunque mucho crean lo contrario, no cualquiera tiene la capacidad de descifrar los signos contenidos en cada carta del Tarot.
Como sucede con todos los tipos de energías, el Tarot de ajustará a la vibración de quien lo tenga en sus manos y es así como responderá cualquier consulta, pero es responsabilidad del Tarotista interpretar las cartas de acuerdo a su nivel de conciencia… Hay lecturas de Tarot y tarotistas en todos los niveles y de acuerdo a tu nivel evolutivo o grado de conciencia es al profesional que elegirás… lo mismo sucede al revés: A la consulta del Tarotero llegarán solo aquellos que vibren en tonalidades similares.
El Tarot fue creado como herramienta para el despertar y su finalidad es crear conciencia… todos los otros usos son solo un “jugueteo” con esta mágica herramienta…
No es el día del Tarotista –ese es el día 22 de noviembre– aclaro que es el Día del Tarot y no se como saludar a este mágico amigo que me ha acompañado por tantos años… solo se me ocurre elegir una carta para ver que me dice… y me sale El Carro, mi arcano personal. Realmente es muy mágico este amigo mío… pongo la carta junto a mi corazón, cierro lo ojos y digo: “Gracias, gracias, gracias…” no se me ocurre otra manera de honrarlo, solo con mi gratitud…
Me® 

sábado, 15 de mayo de 2010

Carisma

 
No le pidas a Dios que te conceda una brillante carrera profesional, sino más bien que te enseñe el brillo que hay dentro de ti. El reconocimiento de nuestro brillo es lo que lo libera y nos permite expresarlo. Hasta que no hemos experimentado una conmoción interior, no se producen efectos externos estables e importantes. Una vez que la experimentamos, los efectos externos inevitablemente se hacen ... notar. Todos podemos experimentar una conmoción interior; más aún, estamos codificados para vivirla. Es nuestro potencial de grandeza. Nuestros logros no provienen de lo que hacemos, sino de quiénes somos. Nuestro poder terrenal es el resultado de nuestro poder personal. Nuestra carrera profesional es una extensión de nuestra personalidad.
La palabra «carisma» fue originariamente un término religioso. Significa «del espíritu». Carisma es el poder de llevar a cabo las tareas de la tierra desde un ámbito interior invisible, y es el derecho y la función natural del Hijo de Dios. Las nuevas fronteras son internas. La verdadera expansión está siempre dentro de nosotros. En vez de expandir nuestra capacidad o nuestra disposición para salir y conseguir algo, expandamos nuestra capacidad de recibir lo que ya está aquí para nosotros.
Volver al Amor
Marianne Williamson
Me®

jueves, 13 de mayo de 2010

Vibrando en Recibir



Abrirnos al recibir es uno de los grandes secretos de la abundancia. Podemos desear muchas cosas pero si no abrimos las puertas de nuestra energía y los brazos de par en par, esta no llegará hasta nosotros

Cuando dices quiero eso o deseo esto la vibración que emites es de ansiedad y el Universo se le hace difícil enviar tu requerimiento en esa tonalidad vibratoria. En cambio si abres los brazos hacia el cielo y dices: Yo amo eso, yo adoro esto, yo vibro con esto, el Universo conecta con esa vibración de amor y te enviará rápidamente tus sueños, por imposibles que te parezcan. ¿No lo crees?

La Vibración del amor es la más alta frecuencia en la que puedes resonar , pero no de ese amor pasional que todos conocemos, sino en el amor compasivo y fraternal, amor incondicional, aquel al que todos aspiramos.
Vibrar en amor es sentirte parte de este Universo, amarte por sobre todas las cosas y permitirte ser y obtener todo lo que deseas. Vibrar en amor no es ser víctima de un enamoramiento que te mantiene preso en la ensoñación y te duerme todavía más… Vibrar es amor es creerte merecedor de todos los dones del Universo, confiar en tus talentos y atreverte a Ser antes que a tener o a hacer… Vibrar en amor te vuelve una persona creíble y el Universo empata con tu credibilidad. Si no eres creíble el Universo será el espejo de tu poca credibilidad…

Si vibras en amor y confianza te sentirás uno con toda la creación y sabrás que bastará con que ames esa cosa o ese proyecto para que llegue hasta ti.

Vibrar en merecimiento y en recibir es situarse en ese eterno presente al que cuesta tanto llegar. Cuando dices desear algo te estás situando en el futuro lejano: Yo deseo eso –¿Cuándo?– Generalmente ese cuando es lejano: Cuando sea grande, cuando vaya a la universidad, cuando me case, cuando nazca mi primer hijo, cuando los niños sean grandes, cuando me jubile, cuando sea viejo… y así… El Universo entiende que aún no estás dispuesto para recibir y por eso no te envía nunca eso que “deseas”.

Si estas en el eterno presente sabes que pedir y recibir es lo mismo y por eso tu mensaje para el Universo es: “Estoy preparado para recibir” y llega hasta ti cualquier anhelo.

Empieza a modificar desde ahora esa creencia de que todo ocurrirá en un lejano día… tu único día es el hoy y debes prepararte para recibir ahora mismo lo que estás solicitando. Cambiando tus creencias desarrollarás tu poder de manifestación a tal grado que un día podrás chascar los dedos y ver aparecer ante tus ojos lo que estás amando con toda el alma…

Entonces empieza ya a amar todo lo que haces, lo que dices y tus sueños… solo vibrando en amor podrás atraer lo amado...

Pero mientras tanto abre los brazos y dale las gracias al Universo por todo lo que estás recibiendo…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

domingo, 9 de mayo de 2010

Tarot vía Web ¿Bueno o malo?


Vivimos el rápido avance tecnológico, tan propio de esta era acuariana y ello modifica drásticamente nuestra vida social. Ya la forma de relacionarnos no es la de antes. Los avances comunicacionales nos permiten estar conectados con muchas personas sin importar que se encuentren el cualquiera de los cinco continentes. Ahora podemos conversar horas con alguien mientras estamos en el trabajo sin descuidarlo y no hay excusa de que las llamadas larga distancia son tan caras porque hasta eso ha bajado sus tarifas, quizás por la poca demanda. Podemos tomar cursos vía web y acceder a reuniones multitudinarias con solo participar de algún foro. Viajamos a través de Internet y podemos dialogar con mucha gente, comprar en el supermercado, hacer giros bancarios, pagar impuestos y hacer trámites sin movernos del escritorio.
Así también han proliferado las agencias que te ofrecen lecturas por messenger o por skype, como antes lo hacían por teléfono. A raíz de esto, una pregunta muy frecuente en estos días es: ¿Es bueno o malo hacerse una lectura vía web?... La verdad siempre me quedo pensando al respecto… No quisiera caer en un error conceptual calificando esto de bueno o malo, pero si me atrevo a decir, haciéndome cargo de mis palabras que si me parece “poco serio.” 
Hummm -¿Por qué?- se estarán preguntando ustedes. Porque una consulta de tarot es un asunto serio, tan serio diría yo como consultar al médico o al psiquiatra. Si el doctor les dijera que no vayan a la consulta, que le digan los síntomas por teléfono o por el msn para hacer un diagnóstico ¿Qué pensarían ustedes? Creo que muchos desconfiarían de la ética del profesional. Si un profesional del Tarot antepone cantidad antes que calidad yo te aconsejaría que busques a otro que esté dispuesto a brindarte su tiempo con una consulta de calidad.
Generalmente cuando acuden a mi solicitando consultas por mail, msn o skype ahora, les recomiendo a algún colega tarotista de su zona para que lo visiten y tengan una sesión de Tarot de calidad. Puedo responder alguna pregunta por correo cuando antes he visto al consultante personalmente y solo en casos excepcionales.

Toménse el tiempo para hacerse una buena lectura de Tarot. Busquen a un buen Tarotista que generalmente no es el más conocido, el que más propaganda se hace o al que llevan a la tele a hacer show con el oráculo sino que puede ser uno hasta desconocido. No te dejes llevar por comentarios ajenos sino que acá es importante que puedas escucharte a ti mismo y actúes por intuición o “tincada” como le llaman otros. La intuición suele ser la voz de tu alma que te está diciendo que camino tomar. Si alguien te tinca, sigue esa tincada.

No les digo que hagan o dejen de hacer consultas por la web ya que siempre estarán en capacidad de optar por lo que quieran hacer con su tiempo, su dinero y sus vidas… Recuerden que tienen libre albedrío para todo. Pero si les aconsejo que no tomen al Tarot como un juego ya que estos medios se prestan para hacer de este oráculo un verdadero circo, lo que desprestigia a quienes lo leen y desvirtúan la esencia misma del Tarot. 



Para todos mis queridos amigos lectores un abrazo.

Me®

viernes, 7 de mayo de 2010

Adicta...



Para nadie es un secreto… Soy adicta…

Fue en mi más tierna infancia cuando probé por primera vez mi droga y desde ahí voy arrastrando esta dependencia, estimulada por mi abuela y mi padre quienes fomentaban mi vicio comprándomelo sin que yo lo pidiera… tal vez para bajarme los decibeles y tenerme bien tranquila en un rincón presa de mi adicción y así no molestar con mi inquietud.

No tengo recuerdos de haber sido una niña normal. Me aburría de los juegos insulsos y siempre terminaba buscando algo con que drogarme y poder así volar hacia mundos de fantasía que iba creando a medida que iba sumergiéndome más y más en mi vicio…

Al principio me bastaba con solo uno, pero luego empecé a necesitar más y más. Mientras mis hermanas compraban caramelos y juguetes con su mesada, yo juntaba pesito con pesito e incluso hacía algunos trabajitos en casa como lavar los platos, barrer las hojas del jardín, o levantarme muy temprano para hacer los biberones de mis hermanos menores, siempre estimulada por mi madre que me retribuía para mi droga… Todo con tal de que mi vicio no me faltara…

Entrando en la adolescencia intenté rehabilitarme porque sentía gran necesidad de encajar en este mundo… y lo logré por un corto periodo. Pero mi pasado de adicta me delataba y volví a sumergirme en la droga con más fuerza cada vez…

Descubrí que podía relacionarme con personas tan dependientes como yo y mi vida social mejoró notablemente. Pasados los 16 años me enamoré, por supuesto que de otro adicto y nuestra relación fue maravillosa porque compartíamos el mismo fármaco…

La verdad es que nunca he podido rehabilitarme del todo. De pronto huelo mi droga en alguna parte y tengo que consumirla… y puedo pasar semanas, meses sin probarla… aunque siempre la estoy degustando de alguna u otra forma.
Creo que mi pasión por la escritura me ha ayudado a soltar ese vicio, pero ambos van muy unidos y los dos actúan en mi como potentes alucinógenos y con ellos vuelo hacia mundos desconocidos, con personajes inimaginables…

Sí, mi querido lector, se que después de leer estas líneas me considerarás un ser marginal… Y lo soy.

Soy una viciosa de los letras, una yonki de la lectura y toxicómana de los libros… Cuando veo uno que me interesa tengo que comprarlo y generalmente regreso a casa tropezándome porque no puedo quitar los ojos de sus paginas hasta que lo termino… Si no tuviese un batallón de Ángeles cuidando de mi ya hubiese sido arrollada por algún camión o hubiera rodado por veredas resbaladizas… pero así son las dependencias.
Muchas veces salí de compras al supermercado y regresé con 4 ó 5 libros y tuve la nevera vacía todo el mes…

No busco reinsertarme en la sociedad… soy feliz drogándome de vez en cuando… es más, creo que este mundo sería bastante mejor si todos compartieran este vicio y quisiera invitar a todos a que prueben mi droga, quizás no con el nivel de subordinación al que yo llegué, pero si de vez en cuando poder volar con un libro en la mano…

Y esperando que puedan comprenderme por fin mi extraño comportamiento, me despido de ustedes, deseando que puedan algún día descubrir la maravillosa magia que tienen los libros…

Feliz vuelo a todos… pero con un buen libro entre las manos…

Me® 

Déjanos tu huella...