jueves, 4 de noviembre de 2010

La Tierra plana


Hace unos días publiqué una nota sobre Halloween en mi página de Angeles y quedé tan sorprendida al ver toda la energía negativa que atrajo y como pronto se llenó de comentarios tales como “sacrificios humanos”, "ritos satánicos”, “cumpleaños del demonio”, entre otros... Me dio para meditar, porque a pesar de tener conciencia de que somos una humanidad en pañales, esta vez se mostró como una humanidad fetal.
Una lección que aprendí desde pequeña es a averiguar muy bien las fuentes de donde provienen las palabras para saber si darle importancia o no a los comentarios que se oyen a diario: Cuando tenía 7 años vi llorar desesperadamente a una compañerita de colegio porque asumía como presidente de la República el Dr. Salvador Allende y a ella su familia, que obviamente era de derecha, le había inculcado que “los comunistas se comían a los niños”. A pesar de que también había oído atrocidades de los socialistas porque mi familia también era de derecha, nunca me dijeron que se comieran a los niños y cuando llegué a casa le pregunté a mi madre y ella me respondió: “No, eso pasa en Rusia y en Cuba, acá en Chile no…” ¡Plop!  Mi madre no era precisamente una persona ignorante e inculta, pero se dejaba llevar por lo que otros decían sin cuestionarlos.
Con el tiempo he aprendido que son muchos los que viven en una tierra plana todavía y son víctimas de la ignorancia y terreno fértil para manipuladores. A los que ejercen el poder en los distintos ámbitos como la política, la religión, la economía, les conviene tener al pueblo consumido en la ignorancia ya que así les podrán decir cualquier cosa sin fundamento alguno y ellos la tragarán sin masticarlo.
Siempre digo que en estos tiempos no hay excusas para estar desinformados. Todo lo que quieras saber está ahí, al alcance de tu mano, el problema es que son muy pocos los que quieren saber y muchos creen que estar informados es mirar las noticias cada noche y enterarse de lo que ocurre en el mundo.  Informarse es mucho más que eso, es averiguar en que planeta estamos parados por qué y para que… Informarse es tener conciencia y averiguar las fuentes de lo que nos dicen, llegar al fondo de las cosas y no conformarse con “rumores”
Todos de alguna u otra manera contribuimos en crear toda esta maraña de falsos mitos con que convivimos cuando les decimos a los niños que si se porta mal se los llevará el cuco o que si no se come la comida por la noche vendrá el hombre de la bolsa y se lo llevará… Y así son tantas las “mentiras” que decimos para tener controladas algunas situaciones que no alcanzamos a separar la realidad de la fantasía y es así como se van generando estas “tradiciones fantásticas” como que la noche del 31 de octubre es el cumple de Don Sata…
En estos momentos es cuando cobran mucho sentido las palabras de Jesús cuando dijo: “El que tenga ojos que vea y el que tenga oídos que oiga” que es mucho más que una frase sino que un profundo llamado de atención para quienes se dejan llevar solo por rumores: Si tienes ojos, anda y ve por ti mismo, si tienes oído, atrévete a oír varias versiones de un suceso, investiga los hechos y saca conclusiones…
Pero eso es para quienes viven concientemente ya que es mucho más cómodo vivir en una tierra plana, navegando en la seguridad que nos ofrecen las costas, sin atrevernos a alejarnos de la orilla y profundizar… Muchos creen que indagar equivale a “ser castigados” y temen caer a los abismos y ser devorados por monstruos gigantes… Para ellos quienes creen en una tierra redonda están locos…
Y de locos han tratado a todos los grandes genios que ha tenido la humanidad...
Me®
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...