Seguidores

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Ama tu Planeta...


 ... un Ser Vivo, más Grande, más Evolucionado,
que Siente, que Piensa, que Ama,
que también sufre, de otra manera,
que "Vibra" como todo ser humano,
en varios Estados de Conciencia...

¡Físico, Mental, Emocional y Espiritual!
Él es un Ser de Luz "encarnado",
en ese cuerpo físico llamado Tierra,
igual que Tú estas encarnado
en ese cuerpo fisico llamado Humano.
Debes respetarle, también a Él,
como a tu propio cuerpo fisico,
porque te ha ofrecido el Suyo
para que vivas en Él...
¡camines, aprendas, disfrutes, trabajes, crees
y te desarrolles plenamente en todos los aspectos,
compartiendo tu Vida con todos tus semejantes!
Él te envuelve y te protege con sus Energías,
mientras habitas aquí,
en su Aura, en su Atmosfera...
¡te dá su aire para que respires y vivas,
porque la respiración, tu respiración,
la que Él te ofrece, el aire puro, te mantiene vivo,
fuerte, vital, consciente, activo e inteligente,
no sólo fisicamente,
también mental, emocional y espiritualmente!
Dale las Gracias,
todos los días de tu Vida, cada minuto,
porque Él está haciendo un gran Sacrificio Espiritual por Tí,
para que Tú evoluciones,
ya que sin Él no vivirías en este plano físico,
no podrías encarnar y Ser Consciente,
pero que tú has elegido para evolucionar...
¡y, sobre todo, cuidalo, protegelo,
bendicelo, sanalo y amalo, todos lo días,
y enseña a otros, aún a los más pequeños, a hacerlo,
porque eso mismo es lo que hace Él
todos los días contigo... ¡Observalo, así es!
...ya que Él Te Ama Profundamente,
y porque, antes que Tú,
hace millones de años,
Él también era como Tú,
un Ser Humano inconsciente,
que habitaba en otra "Tierra"
y que evolucionaba como Tú,
para aprender a Ser Consciente.
Tú también, algún día serás como Él,
lo que Él es ahora,
otro Ser de Luz que ha evolucionado,
durante millones de años,
y llegarás a ser el "Regidor de un Planeta",
como Él lo es ahora... ¿no te das cuenta?
Armoniza con Él,
que también És interiormente
tan "femenino" como Tú,
pero tu interiormente dormido, inconsciente,
y aprende de Él a evolucionar plenamente,
a todos los niveles, siempre...
¡Ya es hora, más y mejor aún!

Él, Tu Planeta, es Tu Madre... ¡Amada Tierra!

¡Armoniza con la Tierra!

¡Sé Consciente! 


Tomado de la red

Me® 

martes, 22 de septiembre de 2009

Alegría...


Si la risa de los niños es tan agradable de oír, es porque es la expresión de la vida. Los niños son constantemente atravesados por unas corrientes que contribuyen a su desarrollo físico, afectivo y mental; sus depósitos se llenan de energía y su risa es una explosión de vida.

También para los adultos la risa es un medio de comunicar la vida.
Cuando reís, las energías que habíais acumulado en vuestro interior se desbordan y tenéis necesidad de compartir algo con los demás.
Cada vez que sentís que la vida aumenta en vosotros, sentís el deseo de reencontraros con vuestros amigos, de conocer a nuevas personas, porque tenéis algo que dar: el exceso de vida que está en vosotros pide ser derramado en algún lugar, y la risa entre amigos es a menudo la manifestación de esta necesidad de comunicar la vida.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Me®

lunes, 21 de septiembre de 2009

Vivir como las Flores


- "Maestro, ¿qué debo hacer para no quedarme molesto?. Algunas personas hablan demasiado, otras son ignorantes. Algunas son indiferentes. Siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro con aquellas que calumnian."

- "¡Pues, vive como las flores!", advirtió el maestro.

- "Y... ¿cómo es vivir como las flores?", preguntó el discípulo.

- "Pon atención a esas flores", continuó el maestro, señalando unos lirios que crecían en el jardín.

- "Ellas nacen en el estiércol, sin embargo son puras y perfumadas. Extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil y saludable, pero no permiten que lo agrio de la tierra manche la frescura de sus pétalos."

- "Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es sabio permitir que los vicios de los demás te incomoden. Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos. Y si no son tuyos, no hay motivo para molestarse... Ejercita pues, la virtud de rechazar todo el mal que viene desde afuera y perfuma la vida de los demás haciendo el bien."

- "Esto, es vivir como las flores"

Cuento zen

Me®

domingo, 20 de septiembre de 2009

Vestidos Nuevos

 
Creo a veces que las plantas son como las mujeres: les gusta cambiar de traje. Por eso en Otoño arrojan al suelo todas sus hojas amarillas y en Primavera se cubren de brotes brillantes. ¡Es que, de veras, es tan lindo ponerse un vestido nuevo! Y las acacias se adornan de moños blancos, los aromas de lunares de oro, los plátanos de borlitas verdes y los miosotis, como "Piel de Asno", le piden al hada de las flores un vestido hecho de cielo. ¡Hasta los cardos, tan ásperos, sienten despertar su coquetería y se prenden entre las duras greñas un penacho azul! ¡Me río yo de los botánicos que quieren explicar gravemente los fenómenos de la florescencia y de la vegetación! ¡Si al brotar y al florecer las plantas no obedecen a otro impulso más que al deseo de ponerse un bonito vestido nuevo! Por eso, también, crecen con preferencia en torno de las acequias, de los estanques, de los arroyuelos: para tener un espejo en que mirarse.

Juana de Ibarborou
Me®

sábado, 19 de septiembre de 2009

Amarse a uno mismo


“Si no te gusta tu casa, no la limpiarás; si no te gusta tu casa, no la pintarás; si no te gusta, no la rodearás de un bello jardín con un estanque con flores de loto. 
 
Si te amas a ti mismo, crearás un jardín alrededor de ti.
Tratarás de explotar tus potencialidades, de exteriorizar lo que puedes expresar. 
 
Si te amas, continuarás colmándote, alimentándote.
Si te amas, te sorprenderás: otros te amarán.
Nadie ama a una persona que no se ama a sí misma. 
 
Si ni siquiera tú eres capaz de amarte, ¿quién se va a tomar la molestia de hacerlo?”.

Osho

Me® 


jueves, 17 de septiembre de 2009

No te juzgues...


Tienes que estar alerta para no ser manipulado por alguien, aun cuando sea con buena intención. Tienes que salvarte de tanta gente bien intencionada, de tantos bienhechores que están constantemente aconsejándote ser tal o cual cosa. Escúchalos y agradéceles; no quieren hacerte daño, pero daño es lo que resulta.
Sólo escucha tu propio corazón.
Ese es tu único maestro.
La gente te ha juzgado y tú has aceptado su idea sin escrutinio. Estás sufriendo por toda clase de juicios ajenos y tú arrojas esos juicios sobre otra gente. Este juego se ha salido de toda proporción y la humanidad entera está sufriendo por ello.
Si quieres salirte de esto, lo primero es: no te juzgues a ti mismo. Acepta humildemente tu imperfección, tus faltas, tus errores, tus flaquezas. No hay necesidad de pretender lo contrario. Sé sólo lo que eres: «Es así como soy, lleno de miedo. No puedo entrar en la oscuridad de la noche, en la selva espesa...» ¿Qué hay de malo en eso? Es simplemente humano. Una vez que te aceptes serás capaz de aceptar a otros, porque tendrás una clara visión de que ellos están sufriendo de la misma enfermedad. Y la aceptación les ayudará a aceptarse a sí mismos.
Podemos revertir todo el proceso: te aceptas a ti mismo; eso te hace capaz de aceptar a otros. Y porque alguien los acepta, los otros aprenden la belleza de la aceptación por vez primera —la paz que se siente— y empiezan a su vez a aceptar a otros.
Si toda la humanidad llega al punto en el que cada uno es aceptado tal cual es, aproximadamente un noventa por ciento del sufrimiento desaparecerá —no tiene fundamento—, los corazones se abrirán por sí mismos y el amor fluirá.

Osho


Me®

martes, 15 de septiembre de 2009

Confirmado: Soy un Hada!!


Hace ya muchos años que decidimos, con una amiga llamarnos Hadas y no por lo saltarinas e ingrávidas sino por lo vol-Hadas, despist-Hadas y desorden-Hadas que somos en nuestras vidas… Con el tiempo hemos ido descubriendo que tenemos muchas más características que nos identifican con el mundo de las hadas.
Hace unos dias nos reencontramos, luego de varios años sin vernos y hemos quedado anonad-Hadas con todas las características "hádicas" que nos descubrimos y no pudimos dejar de reirnos a cacaj-Hadas
Empezando, ambas somos bien critic-Hadas porque llevamos estilos de vida muy difrentes de lo común: Vivimos encerr-Hadas en nuestro propio mundo ya que somos de Escorpio (Siiii, qué miedo!) y para estar contentas necesitamos estar siempre enamor-Hadas, ya sea de una persona, una canción, un proyecto, de la vida... Pero las emociones son las que nos dan el combustible necesario para sonreir permanecer encant-Hadas con la vida.
No hace mucho ella se fue traslad-Hada por trabajo al viejo continente y siempre nos mantuvimos comunic-Hadas. Largas horas conect-Hadas tecnológicamente no nos hizo sentir la lejanía y ahora que ella ha vuelto a ser contrat-Hada por su antiguo trabajo, está de regreso y nos hemos reencontrado muy emocion-Hadas... 
continuará...

lunes, 14 de septiembre de 2009

La Fuente de la Abundancia




La verdadera fuente de la abundancia en nuestras vidas la llevamos dentro nuestro. En esa fuente están todos los recursos necesarios para tener una vida plena y abundante en todos los aspectos de la vida.

¿Cómo hallar esa fuente? Para encontrarnos con la abundancia de la que disponemos, debemos dejar de buscarla afuera y centrarnos en nosotros. El trabajo consiste en conocernos a fondo, descubrir el verdadero sentido de la abundancia en nuestras vidas, que no está ligada exclusivamente a la posesión de bienes materiales, sino que es un estado de conciencia que permite que desarrolles un conjunto de características que todos poseemos pero que no queremos reconocer.

Todos llevamos dentro la capacidad de crear y esa es la principal fuente a abundancia. Con esa capacidad podemos concebir cualquier cosa que deseemos alcanzar y especialmente la riqueza material que solo podrá manifestarse afuera cuando hayamos alcanzado internamente el nivel de conciencia de prosperidad .

La abundancia vibra en las más altas frecuencias y por eso, si quieres sintonizar con la abundancia debes empezar por vibrar alto y eso solo se consigue trabajando en dejar atrás ciertas costumbres que te mantienen encadenado a las bajas frecuencias como el chismorreo, la crítica, los vicios o adiciones, los pensamientos fatalistas, la queja, la pereza y la mala alimentación (comida chatarra). Si quieres aumentar tus vibraciones empieza por levantarte más temprano y hacer un contacto con la naturaleza. Come muchas frutas y verduras, medita por algunos minutos, sonríe muchas veces en el día, ama a tu prójimo, acepta a las personas tal y como son, comparte con todos los seres de la creación y  vive en un estado de gratitud constante por todo lo que la vida te da.

Una vez que has despertado la abundancia dentro de ti esta empezará a manifestarse en todas las áreas de tu vida y debes empezar a vivir en el estado de abundancia en donde sabes que todo fluye hacia ti. No cierres el paso de la abundancia bloqueando la salida por no querer compartir. Deja que así como entra por un lado, salga por el otro y comparte las bendiciones que el Universo te envía… Si eres generoso y agradecido la abundancia será siempre tu más leal compañera.

Qué así sea!

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Siembra conscientemente…


Un hombre sembró un grano de maíz en la tierra y al cabo de un tiempo salió una planta que creció hasta dar varias mazorcas repletas de granos… El hombre cosechó su grano multiplicado.

La naturaleza se comporta de este modo regalándonos el 1.000x1,  cumpliendo así con la primera ley de la Abundancia: Todo regresa multiplicado. Puedes verlo en todo lo que crece a nuestro alrededor e incluso cuando alguien entra en un lugar y entrega una sonrisa, las recibe multiplicadas.

Igualmente nuestra mente es como una tierra fértil en donde sembramos todos los días pensamientos capaces de producir los más variados efectos en nuestro entorno. Con nuestra mente creamos y es así como todo lo que sucede en tu mundo tú lo has creado en algún momento de tu vida. Si tienes amor, trabajo, salud, alegría, bienestar y diversión ha sido porque tú plantaste esos deseos en algún momento y los regaste con suficiente fuerza y emoción…

A menudo soñamos cosas que no logramos ver cumplidas y eso es porque no le damos suficiente abono y riego a las semillas para que puedan germinar. El abono es la fe y el riego es la emoción que ponemos en aquel sueño. Sin el abono de creer en que puede ser y sin el agua de la emoción nada puede brotar y ver la luz porque solo al emocionarnos con nuestros sueños los hacemos propios.

Así, solo son la atención constante que ponemos en cada pensamiento podemos ver crecer nuestra siembra, abonada cada día con la certeza de que será una buena cosecha y regándola con la emoción de sentir que tenemos ya sus frutos.

Por eso siembra conscientemente… no lances palabras ni pensamientos al voleo porque se perderán. Siembra lo que quieres alcanzar. Siembra hermosos sueños que podrás hacer realidad.

También verás como se cumple la ley del menor esfuerzo porque nuestra cosecha siempre superará en cantidad a lo que has sembrado. Bastará con que dediques algunos minutos cada día para regar y abonar tu siembra y así muy pronto recibirás todos los frutos de esa cosecha.

Solo te pido que no me creas… prueba por ti mismo que puedes cultivar tus propios sueños… pero hazlo conscientemente, ese es el único secreto.

Te deseo una cosecha abundante.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Tú eres el resultado de ti mismo

Tú eres el resultado de ti mismo.
No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie, porque fundamentalmente tú has hecho tu vida.
Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar; corrigiéndote, el triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error.
Nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean, hay quienes en tu ... mismo ambiente supieron vencer, las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o fortaleza de tu corazón.
Aprende a convertir toda situación difícil en un arma para luchar.
No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte, enfrenta con valor y acepta que de una u otra manera, todo dependerá de ti; no te amargues con tu propio fracaso, ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño, recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar.
Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso.
Si, tú has sido el ignorante, el irresponsable, tú, únicamente tú, nadie pudo haber sido por ti.
No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente.
Aprende de los fuertes de los audaces, imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de todo.
Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo y tus problemas sin alimento morirán.
Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande, que el más grande de los obstáculos.
Mírate en el espejo de ti mismo.
Comienza a ser sincero contigo mismo. Reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte. Reconócete dentro de ti mismo, más libre y fuerte, dejarás de ser un títere de las circunstancias, porque tu mismo eres tu destino.
Y nadie puede sustituirte en la construcción de tu destino.
Levántate mira las mañanas y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de la vida.
Ahora despierta, camina, lucha.
Decídete y triunfarás en la vida.

Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

Pablo Neruda
Me®

jueves, 3 de septiembre de 2009

El Tazón de madera


Los guisantes caían de su cuchara al suelo y cuando intentaba tomar el vaso, derramaba la leche sobre el mantel. El hijo y su esposa se cansaron de la situación. "Tenemos que hacer algo con el abuelo", dijo el hijo. "Ya he tenido suficiente. Derrama la leche, hace ruido al comer y tira la comida al suelo".

Así fue como el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una esquina del comedor. Ahí, el abuelo comía solo mientras el resto de la familia disfrutaba la hora de comer. Como el abuelo había roto uno o dos platos, su comida se la servían en un tazón de madera. De vez en cuando miraban hacia donde estaba el abuelo y podían ver una lágrima en sus ojos mientras estaba ahí sentado sólo. Sin embargo, las únicas palabras que la pareja le dirigía, eran fríos llamados de atención cada vez que dejaba caer el tenedor o la comida.

El niño de cuatro años observaba todo en silencio. Una tarde antes de la cena, el papá observó que su hijo estaba jugando con trozos de madera en el suelo. Le preguntó dulcemente: "¿Qué estás haciendo?" Con la misma dulzura el niño le contestó: "Ah, estoy haciendo un tazón para ti y otro para mamá para que cuando yo crezca, ustedes coman en ellos."

Sonrió y siguió con su tarea. Las palabras del pequeño golpearon a sus padres de tal forma que quedaron sin habla. Las lágrimas rodaban por sus mejillas. Y, aunque ninguna palabra se dijo al respecto, ambos sabían lo que tenían que hacer.

Esa tarde el esposo tomó gentilmente la mano del abuelo y lo guió de vuelta a la mesa de la familia. Por el resto de sus días ocupó un lugar en la mesa con ellos. Y por alguna razón, ni el esposo ni la esposa, parecían molestarse más cada vez que el tenedor se caía, la leche se derramaba o se ensuciaba el mantel.

Los niños son altamente perceptivos. Sus ojos observan, sus oídos siempre escuchan y sus mentes procesan los mensajes que absorben. Si ven que con paciencia proveemos un hogar feliz para todos los miembros de la familia, ellos imitarán esa actitud por el resto de sus vidas.

Los padres y madres inteligentes se percatan que cada día colocan los bloques con los que construyen el futuro de su hijo. Seamos constructores sabios y modelos a seguir.

He aprendido que independientemente de la relación que tengas con tus padres, los vas a extrañar cuando ya no estén contigo. "La gente olvidará lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca cómo los hiciste sentir." "Debes ser el cambio que quieres ver en el mundo..." 

Mahatma Gandhi

Me®

martes, 1 de septiembre de 2009

Luna Menguante



Cuando la luna entra en su fase de menguante nos está invitando a depurar, menguar o soltar situaciones, ideas, conflictos, penas, emociones,
Es una fase de profunda limpieza en donde debemos crear el espacio vacío que requiere la Luna nueva para poder sembrar…

Esta Luna es la asistente personal del Señor Desapego ya que siempre no lleva a soltar, a dejar atrás… algo que a todos los humanos nos cuesta mucho ya que, no por naturaleza, sino por condicionamiento nos apegamos a todo desde pequeños…

Quien pretenda negar que la energía lunar nos afecta a todos los habitantes de este planeta está ciego, pero de comprensión… porque a estas alturas hasta los niños saben cuanto nos afecta en la naturaleza y la psiquis nuestro satélite.

Cuando la luna está menguando puedes imitarla y hacer disminuir o soltar cualquier cosa que desees eliminar de tu vida… por eso suele hacerse la famosa dieta de la Luna en estos días, porque se pueden eliminar kilos y  cuentan por ahí, que no se recuperan… y espero sea verdad porque lo que queremos eliminar de nuestras vidas no deseamos que vuelva…

Hacer buen uso de la energía de Luna Menguante es dejar partir algo que ya no aporta a nuestro crecimiento, a nuestra alegría, a mayor conciencia, a tener paz…

Un buen ejercicio es escribir una carta despidiéndonos de todo aquello que queremos depurar en nosotros… pueden ser temas de salud, de creencias, de amistades, de trabajo, de pareja, de hábitos, adicciones y de la vida en general y luego dejarla ir por un río o lanzarla por el retrete… o también quemarla…
Eso ayudará a que tomes conciencia de que todo lo que has escrito, poco a poco se irá alejando de ti.

Para que entren cosas nuevas en nuestra vida debemos crear el espacio. Cuando acumulas cosas, ideas, personas –sí, también puede ser– recuerdos innecesarios, sentimientos nocivos, tareas pendientes… el Universo ve que estás tan repleto, que no te envía lo nuevo… por eso, como la naturaleza es tan tremendamente sabia, nos enseña que debes generar un vacío para que puedas llenarlo con todo lo que quieras… y la Luna colabora… ya te dije que ella –la Luna Menguante– es la asistente del Señor Desapego… así como las otras fases lunares asisten a otros colaboradores de nuestros procesos de crecimiento, como el renacer, la cosecha, el cierre de ciclos, etc.

Lo importante de este trabajo es que debes hacerlo con el corazón… escúchalo… Pregúntale que cosas ya no están alineadas con él… que es lo que quisieras soltar… No le preguntes a tu mente porque ahí te responderá el Sr. Ego y él solo ve lo que le conviene, nada más…

Pues te dejo trabajando en tu proceso con la Luna Menguante y deseo que puedas dejar partir aquello que ya no te representa…

Feliz Luna Menguante!

Me® 

Déjanos tu huella...